El engaño del hacer

¿Cuántas veces te encuentras obligado/a a vivir un orden del día planificado casi como si fueras un robot? Con muchas ocupaciones y obligaciones diarias que te mantienen muy ocupado/a, y sin tiempo para otras cosas.. Pero la verdad sea dicha, eso es como tú te lo cuentas.

como te lo cuentas, o mejor dicho como tu mente te lo cuenta. Sería más exacto decir que nuestra mente está constantemente planificando, queriendo controlar lo que nos gusta lo que no, buscando satisfacciones, alejándose de lo que teme o de lo que no quiere que ocurra. En esta actividad lo que impide la mente es que te pares y veas las cosas como realmente son.


En consecuencia, lo que hace esta mente es llenar nuestros días de actividades que necesitan hacerse y nos pasamos la jornada corriendo de un lado a otro intentando hacer todas estas cosas. Pero lo más interesante de ello es que todas estas tareas que hemos de hacer apenas las disfrutamos porque cuando comenzamos a saborearlas ¡zas! tenemos que salir corriendo para realizar la siguiente actividad de nuestra apretada agenda, sin hablar de lo nerviosos/as y forzados/as que andamos normalmente. Es interesante observar que nos agobiamos por horarios y actividades que nosotros/as mismos/as hemos planificado a voluntad.

Pero ¿tiene esto sentido? El único sentido que tiene es  no atrevernos a realizar los cambios que queremos en nuestras vidas, a seguir alejándonos de nuestros verdaderos deseos y de lo que realmente queremos ser. Es decir estar conectados con nuestro SER y no con ese HACER. Pero y ¿por qué nos hacemos esto? Sencillo, el otro camino es tomar responsabilidad de nuestras vidas  y ser autónomos. Pero esto no nos gusta tanto porque ya deja de haber culpables y salvadores a nuestro alrededor  y entonces  SOY YO el responsable de mi vida. Y aceptar esto, seamos francos no nos apetece nada.

Lo que sucede es que seguir en el modelo de la actividad frenética y ocupación constante no es muy buena idea. Las consecuencias de ello pasan por dolencias físicas como estrés, insomnio, problemas cardíacos, afecciones varias de la piel o consecuencias emocionales como depresión y frustración; sin ponernos a hablar de lo afectadas que se ven nuestras relaciones. Puede que decidas seguir tan ocupada/a hasta al final de tu vida, de acuerdo es tu propia decisión; pero al hacer esto estás dejando de lado la experiencia de vivir o como habrás escuchado vivir el momento presente.

Vivir el momento presente no significa que dejes de hacer tu vida sino que puedes concederte tiempo paraconocerte de ti mismo/ a,  para volver al hacer con cierta tranquilidad interior, claridad y equilibrio mental.

De esta manera las ocupaciones y la presión diarias tendrán menos carga llegando incluso a desaparecer. Esta claridad mental de la que te hablo te ayudará, entre otras; a mejorar tu concentración, reaccionar con menor intensidad a las propias ideas y presiones externas. Por lo tanto todo tu círculo de acción se verá beneficiado y créeme merece la pena.

Y ¿cómo puedes conseguirlo? Pues para comenzar rellenando este formulario para poder tener una sesión informativa.

No dudes en ponerte en contacto conmigo para cualquier aclaración que necesites.

 

Publicado por Gemma Naranjo

Mi visión es promover el bienestar de las personas permitiendo clarificar los elementos de su realidad para así favorecer la calma, la comprensión y el crecimiento personal.

2 comentarios sobre “El engaño del hacer

  1. 🙂 Me gusta

    ¿Sabes? a veces me he visto como el Conejo de Alicia en el País de las Maravillas, corriendo, corriendo, pero sin saber a qué o dónde llego tarde, simplemente siguiendo una inercia.

    Esta sociedad educa a nuestro inconsciente colectivo para que actúe sin pensar mucho, equiparando:

    – velocidad con calidad,
    – o estar muy ocupado con ser muy útil,
    – o no tener tiempo para dedicarse a proyectos personales con sentido de la responsabilidad en el trabajo

    Desde mi punto de vista, “No tener tiempo”, se ha convertido en un símbolo de estatus social. Aunque, afortundamente la ecuación productividad-tiempo, está cambiando.

    Saludos

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: