Siete acciones para unas navidades emocionalmente saludables

navidad-emocionalmente-saludable
Hábitos saludables para las navidades

En las navidades y las semanas previas comenzamos a cambiar nuestros hábitos alimenticios con la excusa de que sólo son unos días. Nos decimos que cuando pasen estas fechas nos pondremos a régimen y podremos controlar los excesos perdiendo esos kilos de más. Lo que no nos damos cuenta es de la influencia que tiene nuestra alimentación en nuestras emociones y pensamientos, así aunque nos pongamos a dieta tras las navidades habrá pasado factura a nivel emocional. De hecho tras las fiestas suelen venir más personas a consulta por la removida sufrida en las vacaciones. Para evitar o reducir el malestar emocional has de ser más consciente de cómo la alimentación y tus hábitos diarios  influyen en tu salud emocional.

Para explicarlo claramente empecemos por lo básico: estamos constituidos por tres cuerpos:

  • El cuerpo físico que es el que vemos, tocamos y sentimos
  • El cuerpo emocional, que no tocamos pero sentimos, por ejemplo sensaciones físicas de tristeza, angustia y alegría.
  • El cuerpo mental, no lo sentimos pero su estado afecta y condiciona el estado de equilibrio del cuerpo emocional y físico.

Todos se relacionan y cooperan entre ellos. De ahí,  que la  paz y armonía interior vengan dados por un equilibrio de estos cuerpos. Por lo tanto cualquier desequilibrio en uno de ellos afecta a los otros.

Pongámonos en situación en las navidades: se come más, cambiamos las horas de descanso,  vemos a más personas, algunas nos apetecen otras no, recordamos a los seres queridos que ya no están con nosotros, lo que aún no hemos conseguido en la vida, lo que se nos resiste en la vida, bebemos más, descansamos menos, etc ¿es posible sentirse bien con tanto vaivén?  Claro que sí es posible.

Voy a dar algunas claves que considero saludables para estos días, en los que es importante cuidarnos un poco más de lo habitual  porque no sólo la báscula sube tras la navidad sino que la autoestima, amor propio, relaciones, heridas no curadas se sienten afectadas por lo que nos pasa.

  1. Comer sólo cuando tengamos hambre. Sé que es difícil con tanta bandeja de polvorones alrededor, pero puedes hacer la prueba si comes sin hambre: ¿qué tipo de pensamientos tienes cuando has comido mucho ? ¿cómo están tus emociones tras un atracón de comida?  ¿tu nivel de motivación? No digo  que observes los cinco minutos posteriores sino algo más de tiempo después viendo cómo  cómo se siente tu cuerpo mental y emocional.
  2. Expresa cómo te sientes. Primero contigo, puedes escribir cómo te encuentras y dejar que los demás te apoyen. Cuidado con entrar en las quejas y en la demanda de cuidados. Cada uno aporta lo que puede, la responsabilidad de estar bien es sólo nuestra.
  3. Intenta pasear y hacer más deporte  en estos días, si puedes en la naturaleza, en un parque o en la montaña mejor. Conecta con la naturaleza aún viviendo en la ciudad, cuida de tus plantas, mete las manos en la arena, vete al jardín botánico, deja que el sol toque tu cara, etc.
  4. Permite momentos de silencio en tu vida cotidiana, en tus paseos observa el entorno sin evaluarlo. O quizá puedas centrarte en el ritmo de tu respiración, permite que tu mente se concentre en otra cosa más allá de su parloteo. Le sienta genial, y a ti también.
  5. Lee lecturas que te motiven y alegren, si puedes dejar el periódico de lado y las noticias mejor que mejor.
  6. Haz algo nuevo todos los días, no grandes cosas: puede ser cambiar de taza de desayuno, de mano al lavarte los dientes, levantarte 10 minutos antes, saludar a alguien que no conoces, cambiar de recorrido para ir al trabajo. Estos pequeños cambios reducen nuestra rigidez mental y nos dan más alegría y confianza.
  7. Agradece, agradece lo que tienes: la comida, la ropa que tengas, la casa en la que vivas lo que tienes.

Aquí mi pequeña aportación para unas navidades emocionalmente saludables.

Con mis mejores deseos para el año 2020.

Publicado por Gemma Naranjo

Mi visión es promover el bienestar de las personas permitiendo clarificar los elementos de su realidad para así favorecer la calma, la comprensión y el crecimiento personal.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: