¿Te atreves al cambio?

Cambiar es fácil si quieres.png
Cambiar es más fácil de lo que piensas siempre que quieras hacerlo

En las sesiones de coaching hay temas que se repiten que tienen que ver con todos nosotros de alguna u otra manera: hoy comparto este vídeo que tiene que ver con el atrevernos al cambio. Los cambios nos enfrentan a algo clave y es replantearnos “quién soy yo” dado que nos relacionamos con el entorno sintiéndonos identificados e identificadas como la “persona que trabaja de..” “la persona que está sana” “la persona que es feliz”  y un largo etcétera. Cuando algo que creemos vital para nosotros cambia nuestros cimientos se desmoronan y ese es un momento crucial para hacernos las preguntas adecuadas “quien soy yo”.

Quizá alguna persona se sienta reflejada con este vídeo y te animo, desde mi experiencia, que te atrevas al cambio, cuidándote, a tu ritmo y con confianza.

 

¿Dónde pones tu atención?

Hay muchas opciones para sentir  y ver la vida , te animo a que te reserves algo de tu día para escuchar lo que Sergi Torres puede aclararte sobre  el por qué de tu sufrimiento a través de la pregunta ¿dónde pones tu atención?

Guía emocional para emprender (y comprender) los cambios en la vida

Cada emoción tiene su momento saludable, pongamos un ejemplo: pierdes tu trabajo y tienes una hipoteca que pagar, en este momento estarás, como poco,  asustado/a. Esta  emoción es la saludable en ese momento, es la que toca. Decirle a alguien que está en esta situación o decirte tú mismo “esto es una buena oportunidad para aprender no sientas miedo” no es muy aconsejable  ¿Qué va a sentir la persona sino miedo? Desde el miedo puede planificar, tomar decisiones, protegerse y tomar responsabilidad. Si sintiera, por decir algo, alegría,  no conectaría con su realidad seguramente estaría en la evasión.

Vivimos en una sociedad que promueve la búsqueda de estados emocionales siempre positivos y eso no es lo natural. Lo natural es que nos movamos entre diferentes emociones y según el momento con intensidades diferentes. Para manejar mejor nuestras emociones aquellos momentos en que sentimos que todo se derrumba o que todo va mal nos ayudan a comprender cómo comenzar una nueva etapa.

A continuación te explico las emociones básicas y qué emociones son naturales en cada etapa del cambio y su función en nuestras vidas.

gestion-emocional-del-cambio

Dicho esto, vamos a ver cuál es la gestión adecuada de tus emociones si quieres emprender o afianzar un cambio en tu vida. Hay diferentes etapas en los cambios y cada una tiene su energía natural y su gestión emocional:

  • ETAPA 1.

La energía que necesitamos para generar el CAMBIO  es la rabia. Esta es la que te hace pegar el golpe en la mesa y decir BASTA YA, por lo tanto para permitirte los cambios has de permitirte el enfado ya que este nutre el coraje. Cuidado con el efecto balsámico del entorno, es importante rodearse de personas que apoyen tu cambio. Digamos que sólo compartes tus planes con quien te apoye en este movimiento.

  • ETAPA 2 ESTOY EN MARCHA

Cuando comienzas el movimiento de cambio la emoción saludable es la alegría/ la ilusión. Cuidado con las críticas, las tuyas y las del entorno.

  • ETAPA 3 SIGO EN MOVIMIENTO

La emoción natural es el miedo y el obstáculo que te impide avanzar es el razonamiento. En este punto es importante seguir en movimiento, siendo cauto por supuesto. Fomenta la constancia

  • ETAPA 4 VISUALIZA TU FUTURO

La energía natural es la tristeza y los obstáculos que puedes encontrarte son los apegos: lo bien que estabas antes, aquel trabajo, tu antigua casa, tu pareja anterior, etc. Aquí es importante que te concentres en lo nuevo que quieres obtener, visualiza tu objetivo y continúa.

Puede que a la hora de emprender cambios  te quedes atascado/a en alguna de estas etapas o emociones. Lo habitual es que tengamos una tendencia y nos cueste gestionar bien el movimiento. Puede que no te sea difícil sentir la rabia y comenzar el cambio pero quizá al hacerlo la gestión de tus pensamientos no sea la adecuada y te quedes paralizado en la duda o en las críticas. O quizá no te cueste crear proyectos nuevos pero no vives las etapas necesarias para afianzar tus pasos y ser constantes. Como digo, cada uno de nosotros puede flaquear en un punto.

Si quieres gestionar mejor tus cambios y afianzarlos puedo acompañarte en este proceso. Llevo más de nuevo años acompañando a personas en sus cambios personales y profesionales.  Personalmente me apasiona el cambio.

Clase Especial de Yoga: Ligereza y apertura

Imagen 013
Un árbol es fuerte , estable y a la vez flexible. 

Como comenta Montse Bradford la imagen de un árbol nos ayuda a entender lo que significa la primavera a nivel energético en el cuerpo. Un árbol tiene raíces y a su vez su energía es ascendente y hacia afuera. Podemos imaginar que un árbol es estable, flexible y a la vez fuerte.

En esta época del año (y para prepararnos adecuadamente para el calor del verano) necesitamos sentirnos ligeros, abrirnos y florecer tal y como hacen los árboles. A nivel fisiológico es el momento de regular la digestión y librar al cuerpo de posibles catarros y resfriados. Al regular la digestión ayudamos a gestionar nuestra posible irritabilidad, impaciencia, desconcentración e impulsividad entre otros. Así , tendremos una respiración que nos de más espacio y nuestra mente podrá sentirse más clara y expandida.

Desde este contexto os propongo una clase especial de yoga en la que realizaremos asanas, pranayama y relajación profunda que nos inviten a sentir la ligereza y apertura propia de esta época.

Si practicas yoga de forma regular y estás interesado/a no dudes en contactar conmigo.

La clase será el sábado 8 de junio de 11:00 a 13:00 en Espacio Humano-Málaga.

Las plazas son limitadas y es necesario reservar tu plaza.

Para más información y/o reserva rellena el siguiente formulario y me pondré en contacto contigo.

Om shanti.

 

Sobre el mito del control de los pensamientos y emociones

Más allá del mito del control de los pensamientos y emociones
Más allá del mito del control de los pensamientos y emociones

Me encuentro con muchas personas en consulta que se sienten mal por tener pensamientos y/o emociones que no les parecen adecuadas, no les gusta verse o sentirse así. ¿Te ha sucedido alguna vez? Verte en un estado mental o emocional que te desagrada e intentando salir de él, luchando contra lo que está sucediendo … ¿y cómo ha ido la batalla? En ocasiones creerás que la has ganado y en otras no, intentas la misma estrategia que la vez anterior y no funciona ¿¡cómo puede ser?! Si funcionó hace unos días ¡menuda frustración! y agotamiento…

Hablemos un poco del mecanismo de las emociones y los pensamientos.

Hagamos esta prueba: cierra los ojos y hazte las siguientes preguntas ¿sabes el próximo pensamiento que vas a tener? ¿la próxima emoción? ¿realmente lo sabes? Date unos momentos.

No, no lo sabes. Si alguna vez te has puesto a meditar habrás visto como la mente se va de un lado a otro y no sabes cómo llegaste ahí.  Por lo tanto, no puedes controlar no sentirte o pensar de esa manera. Esto puede que a tu mente condicionada no le guste y te diga ¿¡cómo que no puedo controlar los pensamientos?! Y te respondo: si pudieras ya lo habrías hecho. Haz la prueba de nuevo ¿sabes tu próximo pensamiento y/o emoción? No, no lo sabes.

Ahora bien, cuando ya estás de esa manera que no esperabas ¿qué puedes hacer? Como sabemos queremos huir o luchamos contra los estados indeseados (enfado, odio, tristeza, confusión, sensación de soledad, culpa) y  nos encantan los estados emocionales deseados (alegría, éxtasis, felicidad) Y cuanto más luchamos más agotados nos sentimos y cuanto más buscamos volver a un estado ideal más frustrados porque se nos escapa de las manos. Todo se nos escapa de las manos.

La cuestión sería ¿qué te pasa cuando te sientes mal? ¿qué pasa con tu imagen? Quiero decir ¿te molesta verte como una persona triste? ¿enfadada? ¿confusa? Digamos que te molesta,  que distorsiona esa imagen que tienes de ti o la que te gustaría tener. Pero lo cierto es que NO eres una persona triste o enfadada, o NO eres una persona con alta motivación o NO eres una persona (pon lo que más te guste de ti aquí) Simplemente, en ese momento te SIENTES de esa manera o PIENSAS de esa manera, pero no eres así. Lo que sucede es que nos identificamos tanto con nuestros pensamientos y emociones que estamos perdidos.

Pero profundicemos algo más ¿cómo te puedes sentir identificado con ellos cuando no sabes ni de dónde vienen? Si fueras el creador o la creadora de ellos pondrías siempre en tu mente y cuerpo los  estados deseados, pero no es así no lo CONTROLAMOS y perdemos la serenidad cuando queremos sentirnos de una manera y huir de otra.  Nos sentimos mal cuando nos CREEMOS que somos los controladores y vemos que  no funciona y nos preguntamos ¿qué hago mal?. Lo peor de ello, para mí,  es que nos sentimos que tenemos alguna “tara” o “defecto”.

Afortunadamente tenemos otra opción ¿qué tal si cambiamos de paradigma? Si ves que lo anterior no te funciona quizá puedas probar esto: En vez de querer controlar, superar, trascender, sanar estos pensamientos y emociones ¿qué tal si simplemente dejamos que entren y salgan  dejando la resistencia a un lado y dejando espacio para que ello suceda? Clave: Es la RESISTENCIA a lo que está sucediendo lo que te hace sentirte mal NO los sentimientos y emociones. Repito: es la RESISTENCIA lo que hace sentirte mal NO los sentimientos y emociones. Reflexiona sobre ello.

Por dejar que, entre la tristeza por darle espacio,  por dejar de resistirte no te vas a convertir en tristeza, serás quien seas con tristeza en ese momento. Simplemente. Al momento siguiente puede entrar un pensamiento de enjuiciamiento, después una sonrisa, al momento un dolor, etc. Pero tú sigues siendo tú, más allá de lo que entre y salga. Como el cielo es cielo más allá de las nubes o sol que tenga, como el océano lo es más allá de las olas que tenga. Quien eres tú está mucho más allá de tus sentimientos, pensamientos u opiniones. Te animo a que empieces a preguntarte “quién soy yo”.

Definiciones clásicas de yoga

Yoga verdadero
Licencia Creative Commons

Muestro en este post algunas definiciones clásicas del Yoga dado el creciente interés en conocer esta técnica psisofísica milenaria. Estas  definiciones no son excluyentes las unas de las otras, todas están hablando del Yoga en su más amplio y profundo sentido.

•El yoga es el control de los remolinos de la mente (citta)” Yoga Sutra (1.2)
•”El yoga es el saber en acción” Bhagavad gitā
•“El yoga es extásis (Samādhi)” Yoga brāshya(1.1)
•“Se dice que el yoga es la unión de la respiración, la mente y los sentidos, y el abandono de todas las formas de existencia” Maitrī upanishad(6.25)
•“El yoga es la unión de la psiquis individual (jīvātman) y el Ser Supremo (paramātman) Yoga yājnavalkya(1.44)
•“Se dice que el yoga es la unificación de la maraña de dualidades (dvadvajāla)” Bīja yoga (84)
•“ “Dicen que el yoga es esto: el estricto dominio de los sentidos” Kathaupanishad(6.11)
•“El yoga es ecuanimidad (samatva)” Bhagavad gitā(2.48)
•El yoga es la liberación (viyoga) de la opresión(samyoga) del sufrimiento” Bhagavad gitā(6.23)
•”Se dice que el yoga es control” Brahmā andapurāna(2.3.10.115)
•“El yoga es el distanciamiento (viyoga) del Ser del mundo fenoménico (prakriti)” Rāja martānda(1.1)
•“Se dice que el yoga es la unión de la exhalación y la inhalación, de la sangre y el semén, del sol y de la luna, de la psiquis individual y del ser trascendente” Yoga
shikhāupanishad(1.68-69)

Fuente: “La dimensión más profunda del yoga. Teoría y práctica” Georg Feuerstein

Una canción para tu propósito de vida

Conecta con tu propóstito Life Coaching Málaga
Conecta con tu propósito a través de la música

Hace unos años mientras estaba formándome en Coaching Personal y Gestión del Cambio, para experimentar esto del coaching, me puse a hacer un proceso con una Coach que se había formado con la misma persona con la que yo estaba haciendo la formación. En un momento dado, tras clarificar que es lo que quería trabajar, me sugirió elegir una canción para ponerla en relación con mi propósito, y vaya si funcionó. Os cuento:

En aquel momento decidí que mi propósito era dedicarme laboralmente a acompañar  a personas para que encontraran su bienestar , no definí cómo ni nada por el estilo sino la orientación  hacia dónde quería ir en ese momento. La canción tenía que conectarme energéticamente a este propósito y ¿cómo lo tenía que hacer? Pues a través del cuerpo: bailando. Probé varios temas y uno de ellos me subía la energía muchísimo y me conectaba con mi propósito. Así que el trabajo era, entre otras cosas, bailar mi canción todos los días y escucharla siempre que pudiera. Pocas semanas después me llamaron para una entrevista con una ONG, me encantaba el trabajo y el lugar. Fuimos a un bar a hacer la entrevista y mientras estábamos allí sonó ese tema. Créeme si te digo que no era una canción actual que pusieran habitualmente, en medio de mi entrevista sonó; imagínate la situación me quedé muy asombrada y me vino el pensamiento de “este trabajo es tuyo” y así fue. Quizá puedas  pensar que fue una casualidad yo lo llamo sincronicidad como dice Deepak Chopra. Desde entonces en tres momentos cruciales de mi vida cuando estaba sintiéndome con dudas sobre mi trabajo ha sonado esta canción, sin ir más lejos la semana pasada. Al escucharla siento confianza: dejar que la vida se encargue y yo fluir con lo que esté sucediendo.

Este recurso lo utilizo en mis sesiones siempre que necesito conectar a la persona con su verdadero propósito y está en el momento adecuado para hacerlo. Hoy te lo comento para que lo pruebes, para que busques una canción (sí solo una) que te conecte a través del cuerpo con la energía de lo que anhelas.  No ha de ser necesariamente tu canción preferida, prueba y baila. Es muy importante que la bailes para que vibres al mismo nivel de lo que estás buscando. Date tiempo para encontrar tu canción, sino la encuentras quizá necesites crear otro anclaje, subir tu energía para poder generar movimiento o bien ahondar en tu propósito actual.

Os dejo mi canción, una frase que me toca mucho de la canción es esta “ You´ve got the music in you, don´t let go…..Don´t give up you have a reason to live” (Tienes la música en ti, no la dejes ir….no abandones tienes una razón para vivir).

Si quieres profundizar en tu propósito puedo acompañarte en el proceso, recuerda que realizo sesiones presenciales y on-line y que tu primera entrevista no tiene coste para ti.

 

¿Qué tal si haces pequeños cambios en tu vida?

atrevete al cambio
¿Y si te atreves a poner el color que quieres en tu vida?

¿Has pensado alguna vez en hacer pequeños cambios como una forma de aumentar tu confianza en ti mismo/a? Si aún no lo has hecho este puede ser el momento para empezar a hacerlo.

Sin duda, cuando comenzamos esta serie de movimientos a nuestro favor comenzamos a incrementar nuestra alegría.  Esto se traduce en que, al estar más alegre, confiarás más en ti. Esta confianza te ayuda a tomar decisiones y a estar más conectado con lo que realmente quieres y también, incrementarás tu amor hacia ti mismo/a y en consecuencia, a los que te rodean.

Os dejo una propuesta fresca para comenzar esos pequeños cambios ¡A por ellos!

https://ted.com/talks/view/id/1183

¿Estás en la aceptación o en la resignación?

 

la aceptación te ayuda en la toma de decisiones.jpg
La aceptación te abre las puertas para saber que puedes elegir libremente

En muchas ocasiones habrás escuchado o dicho la frase “Así soy yo” o “Es lo que hay” o “Así es la vida” y al escucharlo una y otra vez de forma habitual me recuerda lo limitado que es el resignarse. La resignación nos lleva a la parálisis y a dificultar nuestros cambios en la vida.

¿Cuál es la diferencia entre la resignación y la aceptación? Una muy clara e indiscutible LA LIBERTAD que te confiere la aceptación. Si cuando te dices una de esas frases o incluso dices “yo acepto lo que hay” y tu siguiente pensamiento es negativo, o tus emociones te incomodan o quizá una parte de tu cuerpo se tensa, claramente te estás resignando, y en ese lugar no hay elección, no hay libertad. 

Profundicemos más en el concepto de la aceptación. Cuando hablo de aceptación me refiero a la aceptación de quien eres en este momento. Cuando miramos hacia nosotros y queremos aceptar quizá surjan de nosotros emociones como la culpa y el miedo (de las que hablaré en otro momento) o quizá no. Lo que quiero dejarte claro es que para ser la persona que quieres ser y trascender quien eres este momento has de aceptarte y desde ahí moverte. Te pongo un ejemplo para saber en qué términos hablo: si quieres viajar a Londres primero has de saber tu lugar de partida, de otro modo difícilmente podrás llegar ¿no te parece? El proceso de la aceptación es similar. Si quiero ser una persona que se quiere entregar en las relaciones; antes he de aceptar que aún no lo soy sino que “soy la persona que no me entrego en las relaciones”. ¿Por qué es importante esto? Sencillo, te liberas de la lucha. Te liberas del ansia de actuar como quien no eres. Desde este lugar puedes elegir moverte a otro lugar, si no lo haces de esta manera estarás en la lucha constante de hacer cosas como te gustaría ser pero como “aún no lo eres” no las haces así y eso puede llevarte al enfado, frustración, etc. y  quizá lo más importante a seguir sin poder alcanzar el mostrarte de otra manera. La sensación que se suele tener en este bucle es la de estar encarcelado.

Cuando te dices “yo soy la persona que… y desde aquí elijo ser.. “produces un cambio cualitativo en la percepción de tu realidad. La sensación que tendrías que tener es de tranquilidad y serenidad, que hay opciones Desde este lugar podrías empezar a probar como se comportaría una persona que sea como tu quieres ser y, permitiéndote la equivocación, experimentar y viajar hacia tu destino. Recordando que es un viaje y no llegas de inmediato.

La aceptación es un proceso muy liberalizador que nos ayuda a emprender los cambios que queremos en nuestras vidas. Sin aceptar de donde vienes difícilmente llegarás al lugar que anhelas. Te animo a que te atrevas a aceptar.

 

 

Derechos asertivos

Sesión de información sesiones Coaching
La asertividad va mucho más allá de saber decir no

Cuando hablamos de asertividad nos referimos a un modo de comunicarnos y enfrentarnos a diferentes situaciones expresando nuestros deseos, ideas y/o sentimientos. A su vez, al hablar de asertividad, hemos de tener en cuenta el modelo comunicativo de cada persona(sumiso, agresivo, manipulador y asertivo) o la tendencia de cada uno/a más que hablar de un modelo cerrado.

Seguro que has leído en diferentes ocasiones cómo ser más asertivo/a y es por ello que hoy voy a centrarme en algo diferente. Releyendo a Francisco Yuste me he vuelto encontrar con los derechos asertivos que son aquellos que todos/as poseemos pero a veces se nos olvidan.

  1. Derecho a ser tratado/a con respecto e igualdad.
  2. Derecho a tener y expresar los propios sentimientos y opiniones.
  3. Derecho a ser escuchado/a y tomado en serio.
  4. Derecho a juzgar mis necesidades, establecer mis prioridades y tomar mis propias decisiones
  5. Derecho a decir “NO” sin sentime culpable.
  6. Derecho a pedir lo que quiero, dándome cuenta que también mi interlocutor/a tiene derecho a decir “no”.
  7. Derecho a cambiar.
  8. Derecho a cometer errores.
  9. Derecho a pedir información y ser informado.
  10. Derecho a obtener aquello por lo que pagué.
  11. Derecho a decidir no ser asertivo/a.
  12. Derecho a ser independiente.
  13. Derecho a decidir que hacer con mis propiedades, cuerpo, tiempo…mientras no se violen los derechos de otras personas.
  14. Derecho a gozar y disfrutar.
  15. Derecho a tener éxito (definido por mí mismo no por los demás)
  16. Derecho a mi descanso, aislamiento.
  17. Derecho a superarme, aún superando a los demás.
A %d blogueros les gusta esto: